Realizar una consulta
Artículos de Interés esotéricos

Videncia económica

El don de la videncia no se vende. Siempre es ofrecido con un desinterés integral. Es cierto que la vidente dedica una parte muy importante de su tiempo a atender a sus clientes y al estudio de las ciencias mágicas. Ese tiempo lo recompensa el cliente con su buena voluntad. Esta es la regla de oro de la videncia económica.

No es ningún secreto que muchos han querido aprovecharse de dones o incluso habilidades personales para desarrollar una actividad lucrativa. En algunos casos el resultado ha sido un éxito por una actividad vista positivamente por la mayoría de los clientes. Pero no es este el camino esencial de la magia blanca.

videncia económica

Videncia económica en la actualidad

El interés merma poco a poco las capacidades del vidente hasta cegarlo por completo. La vidente económica realmente al comportarse de ese modo refuerza sus energías por la entrega desinteresada. Estas son las reglas de las energías de los planos superiores. Lo que se regala vuelve incrementado y así se han cimentado prestigios que han trascendido el mundo del esoterismo.

Las noticias de videntes colaborando con periodistas, cuerpos y fuerzas del estado y hombres de negocios son cada vez más frecuentes. Es la fuerza de un oficio que dio sus primeros pasos en los albores de la humanidad. Cuando la magia de las palabras que nombraban las cosas transformaban la realidad y la convertían en el espacio de los sueños.

Esta estirpe de sacerdotisas del conocimiento sigue su actividad de forma perenne, generación tras generación. Quizás llegará un día que se reconozca esta gran labor social, de mantener los lazos que nos atan a las fuerzas naturales y servirnos de ellas.

Somos lo que nuestro pensamiento crea. Una maravilla o un desastre pero siempre hay cerca alguien dispuesto a ayudar para seguir el camino. Donde está una vidente económica hay una esperanza para un futuro más armónico y prometedor.